loading
03 Dic

Backstage #4

1… 2… 3… 4…

¡¡BUM!!

“AAAHHHHHHHHHHH”
“UUUUUUUUHHHHHH”

Comienzo a escuchar los gritos de la gente desde el camerino, es inquietante, pero al mismo tiempo, apasionante. ¡Lo adoro! Estoy terminando de vestirme. Ya tengo todo listo, por lo que ahora toca calentar la voz:

brbrbrbrbrbrrbrbbr; la sirena: iiiiIIIIIIiiiiiIIIIIiiii; unos cuantos gritos en seco: OH OH…

Ya tengo mis cuerdas vocales y la garganta totalmente acondicionadas para darlo todo encima del escenario, por lo que… ¡vamos allá!

Salgo del camerino agitando brazos y piernas, moviendo el cuello de un lado hacia el otro, abro las manos, las cierro, las vuelvo a abrir… Son todos los sentimientos juntos: el ansia, los nervios, la emoción, la gente, los gritos…y TAC TAC TAC TAC… ¡Esos son los cuatro golpes de las baquetas de la batería! – ¡¡Empieza el show!!

Me asomo por un trocito del escenario, justo por detrás de las cajas del equipo, y veo las luces, los brazos levantados, esa sensación que te llena el estomago de mariposas…

Comienzan los coros, el piano, la guitarra… Empieza a salir humo y tras ello, se anuncia mi salida… ¡Allá vamos!

“I’M A GETAWAY GIRL..!!” (Se oye por el micrófono… ¡¡Soy yo cantando!!).

Photo by Vett Vandiver

El show ha comenzado, he salido dando saltos por todo el escenario, de un lado al otro, saludando a la gente con la mano, lo que me ha permitido comprobar que todo esté perfecto y que me oigo correctamente con el pinganillo desde todas las esquinas del escenario. Lo vuelvo a colocar en su posición correcto, puesto que ha estado apunto de salirse al dar tanto salto…

EH EH EH EH… GOT A GETAWAY…!!”

Miro de un lado a otro a mis músicos, al resto del equipo coordinando todo por abajo… ¡¡QUE EQUIPAZO!! Eso es una gran familia (me doy cuenta de la suerte que tengo), encima del escenario cada uno disfruta de lo suyo, crear y crear entre todos es la parte mágica… ES EL SECRETO.

Todo el trabajo que hemos hecho en estos meses, todos los ensayos que hace cada uno en su casa, esos madrugones que nos damos, el cansancio, los viajes, el estar lejos de la familia… Todo, absolutamente todo, merece la pena aquí, cuando te encuentras con tu sueño encima del escenario frente a frente, cuando te sientes aceptada por todos los que han acudido; y así te das cuenta de que lo que haces te gusta y gusta a los demás…  Y que todo ese esfuerzo sea ahora reconocido…. ¡ESO, MARINEROS, ES NUESTRO ÉXITO!

 

Fin…

Cover photo by Vett Vandiver

Deja un comentario

Comentarios ( 1 )
  • Susana

    Muy bonito final…..muy cierto lo dicho….todos los esfuerzos quedan recompensados en el transcurso de un show……se olvida todo….mereció la pena…..”sí que merecio la pena” !!!