loading
22 Nov

Con las manos en la masa: ¡Sushi!

¡¡¡Hola Marineros!!!

El blog del día de hoy, y así será todos los viernes en adelante consistirá en hablar de cosas que tenemos en común así podremos conocernos mejor y hablar un poco de todo, ¡¡pues sólo anuncios míos, es un algo rollo!!

Así que, ¡allá vamos!

Para los que todavía no lo saben, me encanta la comida de todos los países, aunque he de decir que la que se suele llevar las medallas son o la mexicana o la japonesa. Me gustaría hoy enseñaros como hago el sushi y un poco de su historia…

El sushi nació como un método para conservar el pescado por fermentación entre capas de sal y arroz, prensándolo con una piedra pesada, ante la inexistencia de heladeras. Después de algunos meses, el pescado fermentado y el arroz eran considerados listos para comer. A mediados del siglo XVII, el Dr. Matsumoto Yoshiichi tuvo una idea revolucionaria: le agregó vinagre al arroz para impartir ese sabor agrio al pescado, que sólo lograban meses de fermentación. Recién en el siglo XVIII, un chef llamado Hanaya Yohei renunció a la fermentación y sirvió el sushi en su forma actual, colocando el pescado fresco sobre canapés de arroz, el resultado fue un éxito absoluto. El sushi tal cual lo conocemos hoy en día tiene aproximadamente 1300 años.

Hay diferentes tipos de sushi: MAKI, que es con alga por fuera enrollada; ROLL que sólo está enrollado con arroz; o TEMAKI que son de forma cónica, obviamente todos llevan por dentro pescado, verduras, etc. También disponemos del SASHIMI, pequeñas y delgadas fetas de pescado fresco. No puede ser congelado. La técnica de corte del sashimi es una de las más rigurosas que ha existido en los entrenamientos para un sushiman (chef de sushi). El pescado cortado demasiado grueso o fino refleja una diversa impresión en gusto y paladar, y además los diversos pescados requieren la aplicación de distintas técnicas de corte.

En mi caso y como mi sushi es bastante casero, lo suelo hacer casi siempre de MAKI.

Para ello necesitamos:

– 250 gr de arroz (preferiblemente glutinoso)

– Un aguacate

– 5 hojas de alga nori

– Queso Philadelfia

– 70 gramos de pescado crudo (en este caso salmón [sake])

– 1/2 pepino [kappa]

– medio vaso pequeño de vinagre de arroz [sushi-zu]

– Salsa de soja

– Opcionales: Wasabi (pasta de rábano picante) y Gari (jengibre dulce, generalmente de color rosáceo)

Photo by Andréanne Bérichon-Côté

Photo by Andréanne Bérichon-Côté

Sobre una esterilla pequeñita de madera se pone el alga, y sobre esta el arroz cocido, al cual le vamos a echar un poco de vinagre, tras esto, lo aplastamos con una cuchara de forma que quede solo la mitad del alga con arroz.

Encima del arroz, pondremos el pescado que queramos, (en este caso he elegido salmón), después ponemos tiras de pepino, aguacate, y tiras de queso Philadelphia .

Enrollamos poco a poco con todo y esterilla presionando más en los bordes para que no se salgan los ingredientes, y así poco a poco vamos formando nuestro rollito de sushi. Con la ayuda de un cuchillo los cortamos en láminas gorditas para que queden rollitos pequeños.

¡Eso es todo!

Para acompañarlo, os recomiendo la salsa de soja y un poquito de Wasabi para ese toque picante, pues es el que le dará fuerza.

Espero que lo probéis, os lo recomiendo para cenas y ocasiones especiales, es muy sencillo de preparar, así como económico. ¡Un plato diez! No os olvidéis de mandarme fotos por Twitter, Facebook, etc.

 

Cover image: Andréanne Bérichon

Deja un comentario

Comentarios ( 0 )